Cerrar
La industria solar chilena, a la expectativa del Gobierno

La Asociación Chilena de Energía Solar (ACESOL) aprovechó la celebración de la Feria de Eficiencia Energética en Santiago de Chile, entre el 21 y 23 de marzo, para hacer un llamamiento al Gobierno para que éste prorrogue la ley que ha marcado un antes y un después en el desarrollo solar térmico del país latinoamericano.

En diciembre del 2013 termina la ley 20365, en vigencia desde agosto del 2010. Antes de esta fecha, sólo se habían instalado unos 9.600m2 de colectores solares térmicos, a pesar del potencial de Chile en este sector; mientras que en sólo dos años, se han superado los 10.000m2. Este desarrollo, sin freno desde 2010, amenaza con detenerse abruptamente si las autoridades chilenas no prorrogan la franquicia tributaria para colectores solares térmicos en viviendas nuevas hasta UF 4500 hasta al menos 2020 y es por eso que ACESOL urge al Gobierno.

La prórroga fue anunciada públicamente hace más de un año, el 23 de octubre del 2011, por el entonces ministro de Energía chileno, Rodrigo Álvarez, cuando inauguraba el primer edificio que recibiría la franquicia. Desde entonces, las empresas creadas al amparo de esta ley esperan un proyecto de ley que aún no se concreta, pero al que sólo le falta la firma del presidente Sebastián Piñera.

Según asegura la Asociación, lo que más preocupa a los empresarios solares es que se está haciendo cada vez más difícil que constructoras e inmobiliarias incluyan colectores solares térmicos en sus casas y edificios, ante la poca claridad que existe de que la ley sea prorrogada y dado el timing que tienen los proyectos de construcción, de entre un año y 18 meses.