Cerrar
Schneider-Electric destaca atributos de Certificación LEED

01/12/2011  Del acrónimo Leadership in Energy & Environmental Design -Liderazgo en energía y diseño medioambiental-, es desarrollada por el US Green Building Council y fue aplicada por primera vez en el año 1998. Además, tiene cuatro niveles de homologación a los que pueden acceder las empresas: Certificado (LEED Certificate), plata, oro y platino.

La certificación está compuesta por normas y estrategias basadas en usos de energías alternativas, calidad ambiental al interior de una compañía, mejoras en el consumo de agua y selección del material en la construcción del edificio.

"Cabe destacar que esta homologación si bien es de uso voluntario y permite mejorar la globalidad del impacto que produce la construcción de un edificio en un lugar determinado, la mayoría de las empresas más importantes están certificándose para aportar al mundo su granito de arena y ahorrar en costos que, cada día, se están elevando considerablemente", sostuvo Juan Aguedo, Director de Buildings Business de Schneider-Electric.

Aguedo afirmó que son siete las categorías que se miden, entre las que se encuentran: Parcelas sostenibles, ahorro de agua, eficiencia energética, materiales, calidad de aire interior, innovación en el proceso de diseño y prioridades regionales. "Asimismo y dentro de estas categorías, se incluyen requisitos obligatorios y créditos de cumplimiento voluntario que permiten acceder a ciertas categorías de certificación (Plata, oro y platino)", indicó el ejecutivo.

"Para acceder a la certificación LEED, la organización evalúa las fases de proyecto y obra del edificio, es decir que es anterior a la puesta en marcha de alguna empresa en la construcción", comentó.

Además, el ejecutivo destacó que esta certificación puede ser considerada para hogares (LEED for Homes) y que casas con este tipo de acreditación pueden ahorrar entre un 30% a un 60% de energía si se las compara con una que no lo tiene.

Soluciones de este tipo contribuirán al desarrollo de las compañías, de un planeta más verde y limpio para futuras generaciones. De esta forma, las empresas, instituciones o casas se estarán diferenciando del resto, logrando una identidad propia, incrementando su plusvalía, siendo más eficientes energéticamente y, por si fuera poco, ahorrando dinero.

Fuente: Revista Electroindustria Chile