Cerrar
Estufas a pellets ganan terreno en el mercado de la calefacción en Chillán | Estufas a pellets

Impacto ha causado en el mercado de las estufas de combustión lenta en Chillán (Estufas a pellets) la implementación de medidas anti-contaminación, tal como ha ocurrido en otras ciudades del país, como Osorno, Temuco y Valdivia, que también registran altos niveles de polución atmosférica por material particulado respirable.

 

Lo anterior ha provocado que marcas de renombre en el mundo de la calefacción como "Bosca", "Amesti" y "Efel" se hayan visto en la obligación de ampliar su gama de productos, adaptándolos de tal manera que puedan contar con la certificación medioambiental vigente.

 

Tal realidad se pudo observar en el retail, según señalaron vendedores de Homecenter Sodimac Chillán, donde cierto stock de estufas a leña que habían llegado en su momento al local, pasaron mucho tiempo sin venderse, lo que obligó a las marcas a retirarlas y reacondicionar ciertos modelos.

 

Similar situación se registró en la tienda Easy Chillán, donde de acuerdo a vendedores del local, la gente tiene mayor cuidado a la hora de comprar estufas a leña, pues saben que se fiscalizará el uso de estufas durante el invierno, lo que se ha traducido en una notoria baja en las ventas. A partir de esto se puede concluir que los chillanejos están optando por otros sistemas para calefacionarse, privilegiando combustibles menos contaminantes.

 

En ambos locales es posible encontrar apenas dos o tres modelos de estufas a leña por cada marca, y sus precios van desde los $174.900 hasta los $399.990.

 

"Se ha estancado de sobremanera la elección por parte de la gente a la hora de comprar estufas a leña, existe incertidumbre en cuanto a las restricciones y temen que llegado el invierno los multen o algo parecido, por lo que la gente no se quiere arriesgar", señaló Francisco Palma Luman, único instalador técnico autorizado por la marca Bosca en la ciudad.

 

Pellets

 

En temporadas anteriores, el "boom" de las estufas a parafina Toyotomi se adueñó del mercado de la calefacción a nivel país. Sin embargo, en la actualidad poco a poco van ganando terreno en el mercado las estufas y calderas a pellets, como la principal novedad en dicho rubro.

 

Y es que a diferencia de las estufas tradicionales a gas y parafina, éstas no emiten ningún tipo de contaminación intradomiciliaria.

 

Además, estos equipos cuentan con gran potencia de funcionamiento, lo que les permite competir con cualquier otro sistema de calefacción. En sus distintos modelos y marcas es posible encontrar características adicionales tales como termostato, programador y encendido automático, entre otras.

 

Lo anterior es corroborado por Bosca Chillán. Si bien aún no cuentan con una sala de ventas, en el servicio técnico ya trabajan en la mantención e instalación de estufas no sólo de leña, sino que han dado cuenta del interés de los chillanejos por las estufas a pellets. "Se ha notado un gran aumento en la instalación de este tipo de estufas.

 

Ya el año pasado al menos un 20% de las instalaciones de calefactores que realizamos nosotros correspondió a estufas a pellets", declaró Camila Merino, de Bosca Chillán.

 

Oferta local

 

Los pellets son pequeños cilindros de entre 20 y 40 milímetros de longitud y un máximo de 10 milímetros de diámetro, con un 10% de humedad y un 5% de polvo de madera.

 

Estos son obtenidos del prensado del aserrín y polvos de maderas o virutas, que están hechos exclusivamente para su uso comobio combustible, con la principal característica de ser un recurso natural renovable.

 

Según señalan en Sodimac Chillán, un kilogramo de pellets se consume en aproximadamente dos horas, con un grado de potencia de temperatura media. Allí cuentan, además, con un modelo de la línea de Bosca (Eco Pellet 360) a $499.990. Junto con ello, tienen a la venta bolsas de pellets de 18 kilogramos, por un valor de $3.890 la unidad.

 

En Easy Chillán se encuentran a la espera de la llegada de estufas a pellets, las que tendrán precios entre $500 mil y un millón de pesos.

 

El stock de las primeras será mayor, mientras que las de mayor costo serán encargadas a pedido por sus clientes con una estimación de demora de una semana. No obstante, en la tienda ya cuentan con la venta de sacos de pellets de 18,14 kilogramos a un valor de $3.790.

 

Según Camila Merino, es posible encontrar ofertas de este tipo de estufas también en Ferreterías Madrid y Copihue, en Falabella y en Energenix. A los anteriores locales se sumará también Barraca Romero, la que actualmente vende suministros de pellets y prontamente contarán con calefactores de dicha línea.

 

Fuente: La Discusion.cl